Saltear al contenido principal
Show Cooking Para Hoteles Y Restaurantes: “El Valor Añadido De Cocinar A La Vista Del Cliente”

Show cooking para Hoteles y Restaurantes: “El valor añadido de cocinar a la vista del cliente”

¿Qué aporta un show cooking?:
Una imagen vale más que mil palabras. La cocina es considerada como un arte y cada día más, supone una atracción para el comensal que el producto que va a degustar sea preparado “en vivo”.Los comensales somos cada vez más exigentes con lo que comemos, y esta es la fórmula que hoy en día se aproxima más a nuestros deseos. Además las tendencias no solo vienen marcadas por un concepto estético sino también por la funcionalidad.
En este mercado tan competitivo, tendrá más éxito el que más servicios oferte, que sean de mejor calidad y al mejor precio. La transparencia en la elaboración será siempre un atractivo valor añadido para el cliente.

La evolución:
En las primeras cocinas a la vista tan solo existía un pequeño pasaplatos, después se pasó a pequeños show cooking con un fuego y una plancha donde se pretendía cocinar un poco en vivo y ahora hemos llegado a desarrollar inmensas barras abiertas en las que el cocinero prepara el plato por completo frente al comensal, convirtiéndose en verdaderas cocinas industriales abiertas al público.
Hoy en día, prácticamente se puede instalar un show cooking en cualquier establecimiento siempre y cuando se tenga los metros cuadrados adecuados para los comensales pretendidos y exista espacio suficiente para su ubicación y tráfico de los mismos.
Solo se precisa de una buena extracción de humos que ya se presupone que existe para la cocina (ya que si no es eficaz puede llenar el restaurante de olores y desagradables humos) y una toma eléctrica, agua y desagüe para el área de trabajo (esto último especialmente porque ha de haber un lavamanos).

Diferencias con las cocinas convencionales:
Las cocinas a la vista o show cooking dejan al descubierto la organización de la cocina, el diseño de ésta y los secretos del chef. El cliente disfruta observando las materias primas, la distribución y la elaboración y comer en el restaurante se convierte en una experiencia culinaria.
Por ello, no todas las partes deben ser vistas porque hay algunas que no generan un valor añadido, como por ejemplo la zona de lavado y la de la recepción de desbarase o platos usados. Lo visible siempre ha de ser lo limpio como la zona de elaboración, la cocción, el emplatado y la distribución.
El show cooking ha abierto sus puertas al proceso de elaboración del producto y posterior cocción y asado. Esta modalidad acerca a los comensales al proceso de cocinado personalizadamente, permitiéndoles ver varios o todos los pasos del mismo, eligiendo al momento lo que va a consumir, aportando así dinamismo, espectáculo, sensación de proximidad, rompiendo la barrera entre cocineros y clientes, y de transparencia, es decir, seguridad higiénica.

Volver arriba
WhatsApp chat